Querido amigo

1 de Julio.

Querido amigo

Yo no estoy deprimido, estoy contento, la cuarentena me ha traído un montón de ventajas, ahora todo el mundo quiere su lote o su casa propia porque saben que nunca jamás van a poder viajar ni a San Marcos Sierras. Después de esta se viene la pandemia del pie de atleta, esa sí que es jodida, y tampoco hay vacunas. Por otro lado, Mariela, que tiene 15 y parece que tuviera 23,  no va a bailar, no sale de noche, etc, etc. No tengo que llevarla a las tres  de la madrugada a un boliche lleno de lobos hambrientos babosos, buscarla a las seis con los lobos más hambrientos aún pero totalmente en pedo, duros y amagando pegarse mientras un policía  de custodia con cara de aburrido mira todo por arriba. Ya no tengo que bancarme todo eso. La cuarentena es el cielo. No más preocupaciones por si ir o no  a las sierras, o a pasear o adónde sea. No  más gastar 2000  mangos en tres lomitos, y por lo demás que se joda  el mundo. En  realidad van a perder el trabajo millones, pero a nadie le importa, ni siquiera a esos millones, el miedo puede más. ¿Porque me iba a importar a mí? Yo estoy feliz. Ojala siga hasta 2023, y va a seguir, es el plan trienal de Alberto…